2/10/2012

La Electroestimulación




La electroestimulación muscular (EEM) o estimulación neuromuscular eléctrica (ENE) o electroestimulación, es la generación de contracción muscular usando impulsos eléctricos. los impulsos se generan en un dispositivo que se aplica con electrodos en la piel próxima a los músculos que se pretenden estimular. Los impulsos imitan el potencial de acción proveniente del sistema nervioso central, causando la contracción muscular. Los electrodos generalmente se adhieren a la piel. La EEM es una forma de electroterapia o de entrenamiento muscular. Se cita por diversos autores como una técnica complementaria para el entrenamiento deportivo, existiendo numerosos estudios publicados al respecto.



¿Cómo Funciona la Electroestimulacion? 



 


El electroestimulador es básicamente un aparato de electroterapia que produce el tipo de corriente específica que necesitamos, para lograr el impulso eléctrico justo capaz de generar una respuesta motora. Los equipos actuales más modernos son incluso capaces de producir una estimulación secuencial, ello quiere decir que podemos trabajar primero el músculo agonista y luego el músculo antagonista obteniendo un trabajo más fisiológico de los músculos en cuestión.

Los estímulos eléctricos cuando alcanzan suficiente amplitud tiene la capacidad de producir un potencial de acción muscular, el nervio conduce la señal y en la placa motora se desencadena una descarga que produce una contracción.

Un buen electroestimulador debe poder trabajar con unas frecuencias entre dos y 120 Hz, suelen tener los programas más eficaces y utilizados en memoria y básicamente no hay nada más que hacer, buscar el programa adecuado y aplicarlo. Ello implica que tenemos a nuestra disposición toda una serie de programas específicos para actuar sobre las fibras musculares lentas y rápidas, y hacerlo actuando sobre el músculo para conseguir mayor respuesta veloz, explosiva, así como tratamientos secuenciales, masaje y recuperación tras el esfuerzo.

EFECTOS DE LAS DISTINTAS FRECUENCIAS

En los parámetros de los electroestimuladores encontramos las frecuencias de sus diferentes programas, atendiendonos a ellas (Hz) podemos conseguir los diferentes efectos:

-          1 a 3 Hz - Tiene un efecto descontracturante y relajante, es ideal para contracturas musculares. Algunos electroestimuladores lo denominan programa descontracturante. Provoca un efecto descontracturante en los grupos musculares aplicados. La utilización médica de la EEM para disminuir el tono muscular existe desde hace años. Este efecto descontracturante se mantiene varias horas después de la sesión de electroestimulación y permite un mejor control de los movimientos efectuados. Está indicada su aplicación en molestias o dolores musculares ocasionados por contracturas. Se puede utilizar en cualquier momento y si el dolor es importante o persistente, se recomienda consultar a un médico.

-          4 a 7 Hz - Aumenta la segregación de endorfinas y encefalinas, logrando una disminución del dolor y la ansiedad. En los electroestimuladores se suele encontrar como programa de relajación o recuperación activa. Logra un efecto endorfínico máximo (5 Hz) provocando una anestesia local natural, una disminución del dolor (efecto antálgico) así como una relajación general de la musculatura y una disminución de la ansiedad. Facilita el sueño. A 7 Hz se consigue un aumento del flujo sanguíneo y una hiperoxigenación. Su aplicación es idónea para evitar calambres, reoxigenar tejidos, acelerar el retorno venoso, eliminar edemas y los metabolitos acumulados. 
 
-          8 a 10 Hz - El aumento del flujo sangíneo es máximo, se multiplica por cinco. Los electroestimuladores suelen tenerlo con el nombre de capilarización. Crea nuevos capilares, permite una restauración de los tejidos y un verdadero drenaje venoso y parece ser que linfático. Al aumentar los capilares evita tener contracturas musculares. Es particularmente eficaz para el cansancio localizado y en la disminución del lactato. Este aumento del riego sanguíneo facilita la restauración de tejidos y, bajo consejo médico o fisioterapéutico, es de gran ayuda en problemas articulares.
“Siete voluntarios son sometidos a una electroestimulación de los nervios ciáticos popliteos interno y externo. El resultado es que aumenta el flujo arterial femural (181 a 271% del valor basal) El resultado es máximo a 9 Hz” M. ZICOT, P. RIGAUX, 1995  “Ocho deportistas de competición efectuan después de un esfuerzo de fuerte producción láctica uno de los dos métodos de recuperación: Footing aeróbico de 20 minutos o EEM a 8 Hz de los músculos solicitados en el esfuerzo. Se mide el lactato antes, después del esfuerzo y a los 3, 6, 15, 30 y 60 minutos. Durante los seis primeros minutos, después del esfuerzo, la tasa de lactato es menor con la EEM. En los minutos siguientes, se observa el fenómeno inverso y después de los 30 minutos los datos son muy iguales, siendo idénticos después de los 60 minutos. Ello revela la EEM como esencial en la recuperación después del esfuerzo.” F. RIBEYRE, 1998

-          10 a 33 Hz - Recluta las fibras ST, lentas, (tipo I) y aumenta la resistencia de las mismas. Los electroestimuladores tienen este programa con el nombre de resistencia aeróbica o firmeza muscular. “Las investigaciones demuestran la transformación de fibras  FTa, rápidas, (tipo IIa) en ST, lentas, (tipo I) con lo que aumenta el VO2 localizado” L. W. STEPHENSON y otros 1987 Es idónea para el aumento del tono muscular y en la mejora de la resistencia muscular localizada. Su aplicación para la mejora estética (abdominales o glúteos) conjuntamente con un entrenamiento que gaste calorías, cardiovascular (correr, bicicleta, …) permite aunar esfuerzos y aumentar el tono a la vez que se utiliza la grasa como mecanismo de energía.  

-          33 a 50 Hz – Solicita fibras intermedias, concretamente las IIa. Logra el mayor aumento de resistencia a la fatiga, es ideal para deportes de resistencia. En los electroestimuladores se encuentran estos programas con el nombre de resistencia aeróbica o firmeza muscular a niveles altos. Proporciona un mayor aumento del tono muscular sin desarrollar la musculatura. La sensación de potencia de contracción en grupos musculares determinados (glúteos, adductores, abdominales,…) es inalcanzable con ejercicios voluntarios.

 -          50 a 75 Hz – Se estimulan preferentemente las fibras intermedias tipo IIb, proporciona un aumento de la fuerza y de la resistencia localizada. En los electroestimuladores hallamos los términos “bodybuilding” o fuerza-resistencia. ”Los estudios que comparan la EEM con el entrenamiento voluntario muestran un mayor aumento de la fuerza, de la potencia y de la muscular en la EEM y todo ello sin sobrecargar las articulaciones” G. COMETTI, J. TUROSTOWSKI, M. CORDANO, 1999. La hipertrofia es máxima a 70-75Hz y los resultados se pueden comprobar en pocas semanas, las investigaciones así lo demuestran. Combinar el entrenamiento voluntario en sala de Fitness con la EEM en la misma sesión, proporciona un eficaz aumento de volumen muscular y preserva las articulaciones. La EEM posibilita aumentar determinadas zonas musculares dificiles de localizar con entrenamiento voluntario. “La EEM selectiva del pectoral alto es indicada en todos los casos en los que es necesario estabilizar la clavícula como la subluxación acromio-clavicular. En estas circunstancias la EEM tiene una ventaja con respeto a los ejercicios voluntarios…Un buen campo eléctrico permite un aislamiento igual o mejor que el que se obtiene con ejercicios convencionales” A. LANZANI, 2000  

 -          75 a 120 Hz – Consigue una supratetanización de las fibras FT, rápidas, (tipo IIm). Las mejoras en fuerza y explosividad son mayores que las conseguidas con esfuerzos voluntarios y todo ello sin lesionar. Algunos electroestimuladores tienen programas con el nombre de fuerza y fuerza explosiva. En determinados deportes como el esquí alpino, el concepto de entrenamiento es reemplazar parte de la musculación clásica por la EEM. Esta tendencia es seguida por otros deportes. Es así como en Italia, los equipos de voleibol disminuyen los entrenamientos muy traumáticos de pliometría o musculación con cargas pesadas en provecho de la EEM. Las lesiones han disminuido y los equipos italianos alinean jugadores con 110 cm de salto vertical. El fútbol es otro deporte que se beneficia de las ventajas de entrenar con la EEM para proteger los ya castigados cartílagos articulares.   
 ”Es de crucial importancia para mejorar la fuerza en altas velocidades de contracción” (V. ORTIZ, 1996). 

“Impone regímenes de actividad a las fibras musculares que habitualmente sólo se pueden conseguir de forma voluntaria con esfuerzos brutales y de fuerza máxima, es decir, muy traumatizantes” (P. Rigaux, 1999)

Los electroestimuladores más avanzados tienen pues ya programados los Hercios para facilitar el uso  y en función de la frecuencia, poseen una terminología apropiada para la mejora del rendimiento deportivo (fuerza explosiva, fuerza, fuerza-resistencia,…), la búsqueda de una mejora estética (firmeza muscular, body-building,…), la recuperación funcional y la mejora de la calidad de vida (recuperación activa, capilarización, relajación,…)

ELECTROESTIMULACIÓN Y EFICACIA

La eficacia de la EEM está en relación con la intensidad aplicada , a mayor intensidad más número de motoneuronas activadas. La intensidad se mide en mA (miliamperios) y se aumenta manualmente en el electroestimulador. La intensidad, la cantidad de electricidad, tiene mucha importancia en la búsqueda de una mejora de la fuerza y de la resistencia. La recomendación es amplia con un inicio en 28 mA hasta 120 mA o la máxima soportable D. SELKOWITZ, 1995

El tipo de impulso es de crucial importancia para confortabilidad y eficacia (G. BOSCHETTI, 2000). Pocos electroestimuladores tienen una onda completamente bifásica y rectangular. Las investigaciones demuestran la efectividad de este tipo de impulsos. Se pueden adquirir electroestimuladores que dicen tener estas características y están muy lejos de cumplirlas. Conviene saber escoger o comprobar estudios con osciloscopios que nos dan el tipo de onda que emite el electroestimulador.





CONTRAINDICACIONES 


  • En casos de epilepsia, no es aconsejable
  • Si estás embarazada, lo mejor es que no apliques los electrodos en la región abdominal
  • Ten muchísimos cuidado si tienes problemas circulatorios arteriales importantes en los miembros inferiores
  • Hernia en abdomen o región inguinal
Debes abadonar el tratamiento de inmediato si te encuentras en alguno de estos casos:
  • Si tienes un marcapasos
  • Tumores y metástasis
  • Personas con trombosis, tromboflebitis y varices
  • Personas diabéticas y epilépticas
  • Personas con alteraciones de la sensibilidad
No utilices los métodos de la electroestimulación en:
  • El seno carotídeo
  • En personas con procesos hemorrágicos
  • En estados febriles y/o infecciosos
  • En personas hipersensibles o muy nerviosas
  • Y evidentemente no se debe utilizar en niños menores de 10 años.
 

PDF: CORRIENTES EXCITOMOTRICES Autor : Dr. Bismarck Martín Piñero

 

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Haz tu aporte y Comenta o pregunta al twitter: @Fissioterapia

Suscripción por E-mail

Escribre tu Dirección:

Por FeedBurner