14 jul. 2015

10 Razones: No más método R.I.C.E. en Fisioterapia y Rehabilitación





Sí, has leído bien, según distintos estudios la era del hielo ha terminado en la fisioterapia y medicina física, al parecer son mayores los contra a los pro, muchos expertos en rehabilitación actualmente pueden tener una postura anti-hielo consideramos que este un tema interesante para debatir, investigar y consultar. Ya que puede traer cierta inquietud. y nada más verdadero que la siguiente frase:

"Los viejos hábitos tardan en Morir".

El conocido método RICE que es bien conocido por décadas (más de 30 años) en el mundo de la rehabilitación fisica, Fisioterapia y Medicina Deportiva, pero hoy es controversial, obsoleto y ha sido refutado por su creador Gabe Mirkin MD. quien acuñó el termino RICE en 1978 como tratamiento "Gold Standard" ante una lesión.




Por eso en este Post queremos compartir Diez (10) Razones por las que la Aplicación Crioterapia en Lesiones es Incorrecta!




1. La inflamación es el primer proceso fisiológico antes de la reparación y remodelación de tejido. No puede existir la reparación de tejidos o remodelación sin inflamación, El Hielo constriñe el flujo sanguíneo (vasoconstricción) e impide que las células inflamatorias lleguen al tejido lesionado. Los vasos sanguíneos no se abren de nuevo por muchas horas después de aplicar hielo.

2. Las células inflamatorias están diseñadas para liberar una hormona conocida como factor de crecimiento similar a la insulina (IGF-1). IGF-1 es un mediador primario de los efectos de la hormona de crecimiento y un estimulador del crecimiento celular y la proliferación, y un inhibidor potente de la muerte celular programada (apoptosis). La aplicación de hielo inhibe la liberación de IGF-1.

 3.
Somos contradictorios. Hemos adoptado muchas terapias de Europa y de la medicina tradicional china como la proloterapia, acupuntura, y las inyecciones de PRP (Plasma Rico en Plaquetas) estos son todos pro-inflamatorios, lo que significa que estimulan o aumentan la respuesta inflamatoria. Los estudios han encontrado grandes beneficios de estas terapias, por otro lado el hielo hace lo contrario de estas formas de tratamiento.

   
4. La Tumefacción, un subproducto del proceso inflamatorio debe ser retirado de la zona lesionada. La tumefacción no se acumula en la parte lesionada porque hay hinchazón excesiva, sino que se acumula porque el drenaje linfático se hace más lento. La linfa en todo el sistema linfático fluye a través de la contracción muscular y la compresión. El Hielo ha demostrado que invierte el flujo linfático.

   5. 
Gabe Mirkin MD., el médico quien acuñó el término RICE (Rest, Ice, Compression, Elevation) desde entonces ha dicho que estaba equivocado. "Los entrenadores han usado mi" RICE " durante décadas, pero ahora parece que tanto el hielo y el completo reposo pueden retrasar la curación, en lugar de ayudar." - Gabe Mirkin, MD, marzo 2014.









   6. 
En una declaración de posición (la opinión de muchos artículos científicos) hecha por la Asociación Nacional de Entrenadores de Atletismo en la gestión de los esguinces de tobillo (2013) encontraron que las terapias de hielo tenían un nivel C de evidencia, es decir, existe evidencia escasa o pobre. En una entrevista, el autor de ese artículo dice: "Me gustaría poder decir que lo que encontramos es lo que realmente se está haciendo en un entorno clínico .... Tal vez nuestros colegas europeos saben algo que nosotros no ... hay muy poca formación de hielo por allí ".

 7.
El Hielo no facilita la correcta alineación de colágeno. El diagnóstico por imágenes de las lesiones tendinosas crónicas como la tendinitis de Aquiles, la rodilla de saltador, rodilla del corredor, y fascitis plantar muestran una mala disposición del colágeno en el tejido conectivo. Estudio tras estudio muestra que el ejercicio (carga especialmente excéntrica) ayuda a alinear colágeno.

   8.
El Hielo impide la señalización celular e inhibe el adecuado desarrollo de nuevas células. Los procesos de mecanobiología y señalización celular toman células-infantiles progenitoras, células que no saben lo que van a ser y las convierte en
las células de reconstrucción como miocitos, osteocitos, condrocitos, tenocitos, etc.

  9. 
El Hielo enlentece la conducción nerviosa e interfiere con la fuerza, la velocidad y la coordinación de los músculos. Una búsqueda en la literatura médica encontró 35 estudios sobre los efectos del enfriamiento y la mayoría informó que inmediatamente después del enfriamiento, se produjo una disminución de la fuerza, la velocidad, la potencia y el funcionamiento basado en la agilidad.

  10. 
El Hielo hace controlar el dolor, pero que el alivio del dolor dura sólo 20-30 minutos y como lo demuestra el anterior, tiene efectos secundarios perjudiciales para la curación. Hay muchas otras cosas que podemos hacer para controlar el dolor que no impiden la curación.

 Tuve una discusión con un médico sobre el hielo y me dijo algo que quede paralizado, "No existe una clara polarización dogmática sobre el uso de hielo en nuestras comunidades médicas! Los viejos hábitos tardan en morir. Muchos colegas siguen insistiendo en el uso de hielo ... a pesar de la evidencia científica disponible actual que muestra que no funciona. 

Los proveedores de servicios de salud se supone que estan basados en la evidencia. La evidencia es clara que el hielo no es el mejor método en el tratamiento de las lesiones. Debemos seguir la evidencia.

Recomendaciones

Dado que la aplicación de hielo en una lesión se ha demostrado es efectivo para reducir el dolor, es aceptable enfriar una parte lesionada por períodos cortos muy pronto después de la lesión. Se podría aplicar el hielo durante un máximo de 10 minutos, retirarlo por 20 minutos, y repetir la aplicación 10 minutos una o dos veces. No hay ninguna razón para aplicar el hielo por más de seis horas después de una lesión.Si la lesión es grave, seguir el consejo de su médico o Fisioterapeuta sobre la rehabilitación. Con lesiones leves, por lo general puede comenzar la rehabilitación al día siguiente. Sí puede mover y utilizar la parte lesionada, siempre y cuando el movimiento no aumente el dolor y el malestar. Para regresar a la práctica deportiva tan pronto como pueda hacerlo sin dolor.


Fuente: Con permiso de / with permission by  Josh Stone, MA, ATC, NASM-CPT, CES, PES, FNS

Bibliografía
  1. William JR, Srikantaiah S, Mani R. Cryotherapy for acute non-specific neck pain (Protocol). Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 8.
  2. Forsyth, A. L., Zourikian, N., Valentino, L. A. and Rivard, G. E. (2012), The effect of cooling on coagulation and haemostasis: Should “Ice” be part of treatment of acute haemarthrosis in haemophilia?. Haemophilia, 18: 843–850. doi: 10.1111/j.1365-2516.2012.02918.x
  3. Rajamanickam, M., Michael, R., Sampath, V., John, J. A., Viswabandya, A. and Srivastava, A. (2013), Should ice be used in the treatment of acute haemarthrosis in haemophilia?. Haemophilia, 19: e267–e268. doi: 10.1111/hae.12163
  4. Forsyth, A. L., Zourikian, N., Rivard, G.-E. and Valentino, L. A. (2013), An ‘ice age’ concept? The use of ice in the treatment of acute haemarthrosis in haemophilia. Haemophilia, 19: e393–e396. doi: 10.1111/hae.12265
  5. Dolan. New Concepts in the Management of Acute Musculoskeletal Injury. NATA 2013 Annual Meeting.
  6. Selkow, NM, Pritchard, K.  CRYOTHERAPY FOR THE 21ST  CENTURY: UPDATED RECOMMENDATIONS, TECHNIQUES, AND OUTCOMES. NATA 2013 Annual Meeting.
  7. Johnson, M, Denegar, C. Mechanobiology, Cell Differentiation and Tendinopathy – From Bench to Bedside. NATA 2013 Annual Meeting.
  8. Kaminski TW, Hertel J, Amendola N, et al. National Athletic Trainers’ Association position statement: conservative management and preventing of ankle sprains in athletes. J Athl Train. 2013;48:528-545
  9. http://www.medscape.com/viewarticle/823217_1 – accessed April 9, 2014.
  10. Block, JE. Cold and Compression in the Management of Musculoskeletal Injuries and Orthopedic Operative Procedures: A Narrative Review. Open Access Journal of Sports Medicine 2010:1 105–113
  11. Hubbard, TJ, Aronson, SL, Denegar, CR. Does Cryotherapy Hasten Return to Participation? A Systematic Literature Review. J Athl Train. 2004 Jan-Mar; 39(1): 88–94.
  12. Bleakley, CM and Davidson, GW. Cryotherapy and inflammation: evidence beyond the cardinal signs. Physical Therapy Reviews. Volume 15, Number 6, December 2010 , pp. 430-435(6).
  13. Bleakley CM, Glasgow P, Webb MJ. Cooling an acute muscle injury: can basic scientific theory translate into the clinical setting? Br J Sports Med. 2012 Mar;46(4):296-8.
  14. Hart JM, Kuenze CM, Pietrosimone BG, Ingersoll CD. Quadriceps function in anterior cruciate ligament-deficient knees exercising with transcutaneous electrical nerve stimulation and cryotherapy: a randomized controlled study. Clin Rehabil. 2012 Nov;26(11):974-81.
  15. Hubbard, TJ, Denegar, CR. Does Cryotherapy Improve Outcomes with Soft Tissue Injury? J Athl Train. 2004 Jan-Mar; 39(1): 88–94.
  16. Bleakley C, McDonough S, MacAuley D. The use of ice in the treatment of acute soft-tissue injury: a systematic review of randomized controlled trials. Am J Sport Med. 2004; 32:251–261.
  17. Takagi, R, et al. Influence of Icing on Muscle Regeneration After Crush Injury to Skeletal Muscles in Rats. J of App Phys. February 1, 2011 vol. 110 no. 2 382-388
  18. Buckwalter, JA, and  Grodzinsky, AJ.  Loading of Healing  one, Fibrous Tissue, and Muscle: Implications for Orthopedic Practice. Journal of American Academy of Orthopedic Surgeons, Vol 7, No 5, 1999.
  19. Cottrell, and O’Connor, P. Effect of Non-Steroidal Anti-Inflammatory Drugs on Bone Healing. Pharmaceuticals, Vol 3, No 5, 2010.
  20. Haiyan Lu, Danping Huang, Noah Saederup, Israel F. Charo, Richard M. Ransohoff and Lan Zhou. Macrophages recruited via CCR2 produce insulin-like growth factor-1 to repair acute skeletal muscle injury. The FASEB Journal. Vol. 25 no. 1 January 2011. 358-369.
  21. Guyton, AC and Hall, JE.  Textbook of Medical Physiology 10th Ed., W. B. Saunders Company. 2000.
  22. Meeusen, R. The use of Cryotherapy in Sports Injuries. Sports Medicine.  Vol. 3. pp. 398-414, 1986.
  23. Abrahams Y, Laguette MJ, Prince S, and Collins M. Polymorphisms within the COL5A1 3′-UTR That Alters mRNA Structure and the MIR608 Gene are Associated with Achilles Tendinopathy.Ann Hum Genet. (Epub – ahead of print) Jan 2013.
  24. Khan, K M, and Scott, A. Mechanotherapy: How Physical Therapists’ Prescription of Exercise Promotes Tissue Repair.  Br J Sports Med. 2009;43:247–251.
  25. Joseph, MF, Lillie, KR, Bergeron, DJ, and Denegar, CR. Measuring Achilles tendon mechanical properties: A reliable, noninvasive method. J Strength Cond Res. 26(8): 2017–2020, 2012.
  26. Fragala, M. S., Kraemer, W. J., Mastro, A. M., Denegar, C. R., Volek,  J. S., Hakkinen, K.,  Anderson, J.M.,  Lee, E. C., and Maresh, C. M. Leukocyte β2-Adrenergic Receptor Expression in Response to Resistance Exercise. Med. Sci. Sports Exerc. Vol. 43, No. 8, pp. 1422–1432, 2011.
  27. Fluck M, Mund SI, Schittny JC, Klossner S, Durieux AC, et al. (2008) Mechano-regulated tenascin-C orchestrates muscle repair. Proc Natl Acad Sci U S A 105: 13662–13667.
  28. Scott, A., Khan, K.M.,  Duronio, V, Hart, D.A. Mechanotransduction in Human Bone In Vitro Cellular Physiology that Underpins Bone Changes with Exercise. Sports Med. 2008; 38 (2): 139-160.
  29. Joseph, MF, Taft, K, Moskwa, M, and Denegar, CR. Deep Friction Massage to Treat Tendinopathy: A Systematic Review of a Classic Treatment in the Face of a New Paradigm of Understanding.Journal of Sport Rehabilitation. 2012, 21, 343-353.
  30. Durieux AC, D’Antona, G, Desplaches, D,  Freyssenet, D, Klossner, S, Bottinelli, R, and Fluck, M. Focal adhesion kinase is a load-dependent governor of the slow contractile and oxidative muscle phenotype. Jof Physiol.  2009;587:14. 3703–3717.
  31. P Kannus and L Jozsa. Histopathological changes preceding spontaneous rupture of a tendon. A controlled study of 891 patients. J Bone Joint Surg Am. 1991 Dec 01;73(10):1507 1507-1525.
  32. Couppe´, M. Kongsgaard, P. Aagaard, P. Hansen, J. Bojsen-Moller, M. Kjaer, and S. P. Magnusson. Habitual loading results in tendon hypertrophy and increased stiffness of the human patellar tendon. J Appl Physiol. 105: 805–810, 2008.
  33. Adamantios Arampatzis, Kiros Karamanidis, and Kirsten Albracht. Adaptational responses of the human Achilles tendon by modulation of the applied cyclic strain magnitude. J of Exper. Biology. 2007. 2743-2753.
  34. Clark, MA, and Lucett, SC. NASM’s Essentials of Corrective Exercise Training. 2010. Philadepha.
  35. Sahrmann SA. Diagnosis and Treatment of Movement Impairment Syndromes. St. Louis, MO: Mosby; 2002.
  36. Saithna A, Gogna R, Baraza N, Modi C, Spencer S. Eccentric Exercise Protocols for Patella Tendinopathy: Should we Really be Withdrawing Athletes from Sport? A Systematic Review. Open Orthop J. 2012;6:553-7
  37. Sussmilch-Leitch et al. Physical therapies for Achilles tendinopathy: systematic review and meta-analysis. Journal of Foot and Ankle Research. 2012, 5:15.
  38. Murtaugh and Ihm.  Eccentric Training for the Treatment of Tendinopathies. American College of Sports Medicine –Training, Prevention and Rehabilitation. Volume 12 & Number 3 & May/June 2013.