31 ene. 2012

Los Beneficios de los Frutos Secos






Debemos incorporar los frutos secos en nuestra dieta a diario, pues tienen máximas y beneficiosas propiedades para el organismo y son excelentes para reducir el colestero.

Además, tienen un alto contenido de fibra, grasas no saturadas, calorías y proteínas, y aportan vitaminas y minerales. Un gran mayoría son excelentes contra el colesterol y ayudan a prevenir  enfermedades Cardíacas.
Entre sus propiedades destacaN su bajo contenido en azúcares y su poder antioxidante, con lo que nos ayudan a rejuvenecernos por dentro y por fuera.

¿Cuántos podemos tomar al día?
Tomar cada día un puñado de frutos secos es saludable. Como sucede con muchas otras cosas, no debemos excedernos, puesto que con unos 30 g diarios tenemos más que suficiente para gozar de una dieta equilibrada.
Los nutricionistas recomiendan la mezcla de frutos secos, es mucho mejor tener a nuestro alcance dos avellanas dos pistachos y tres nueces… ¡En la variedad está el gusto!


  • Nueces y pistachos, los mejores
Los últimos estudios sobre alimentación apuntan a que las nueces y los pistachos son los frutos secos que aportan mayores ventajas al cuerpo. Por ejemplo, las nueces se perfilan como las que más calorías poseen y pueden sustituir a algunos alimentos como las carnes grasas que no son recomendables para una gran parte de la población.

Van fantásticas para el corazón y activan nuestro cuerpo de pies a cabeza. Las podemos tomar solas o bien mezcladas en ensaladas y como acompañamiento en segundos platos, siempre que la receta no contenga excesiva grasa o proteína.

Aunque son menos conocidos, los pistachos son ideales para una correcta salud cardiovascular. Nos ayudan en estado de deficiencia calórica, sobre todo en otoño o invierno cuando necesitamos un mayor aporte de vitaminas.

  • Almendras y avellanas: fuera colesterol
La mayor parte de los frutos secos se recomiendan para controlar nuestro colesterol, especialmente si lo tenemos muy alto. Las almendras y avellanas se caracterizan por reducir considerablemente los niveles de colesterol y se recomiendan para niños y ancianos por ser ricas en calcio.

  • Castañas
Es durante el otoño que las castañas se convierten en protagonistas, especialmente en la fiesta de Halloween y puente de todos los santos. Realmente tienen muchas propiedades siendo un alimento de lo más completo.

Son bajas en grasas, contienen vitaminas B1 y otros minerales, y la única desventaja es que ofrecen más azúcar que otros frutos secos, pero podemos tomarlas durante todo el otoño e invierno.

 Por último esta tabla que refleja los valores de algunos frutos secos, que aunque son altos en grasas a excepción de las castañas. siempre se necesitan en un alto entrenamiento.

  • El Maní

Los nutricionistas afirman que la carga protéica del maní produce sensación de saciedad, por lo que lo recomiendan en las dietas. Además, contiene grasas insaturadas que son fuente importante de vitaminas liposolubles

A su vez la riboflavina lo hace útil en los procesos de respiración de la células de la piel, las uñas y el cabello, y la niacina (vitamina B3) lo convierte en un ingrediente vital para el fortalecimiento muscular.

Esto sin contar que contiene vitamina A y E, por lo que se le atribuyen funciones antioxidantes y de regeneración celular.

El maní es una fuente indiscutible de minerales, en especial calcio, fósforo y magnesio, vitales para el crecimiento y desarrollo osteomuscular. Especialmente rico en fósforo, pues una porción de 50 gramos aporta el 13.6% del requerimiento diario de este mineral y también aporta hierro en un 100% de las necisadades diarias.

De ahí que se le considere una alternativa saludable para personas con anemia o convalecientes y para mujeres embarazadas, Aunque no en gran proporción también contiene fibra (tres gramos por cada cien), importante para las funciones digestivas y el barrido del colesterol LDL(malo).


 Del total de las grasas, la mayoría son ácidos grasos insaturados. En las nueces y los piñones predominan los ácidos grasos poliisaturados, mientras que en el resto de los frutos secos es mayor la proporción de ácidos grasos monoinsaturados.